Vive, aprende, desconfía y sigue viviendo

27 09 2008

Tras dar tantas vueltas, he descubierto algo más. Otra carácterística mía:

A veces me dejo manipular por mis demonios internos, y eso a pesar de saber que ellos me mienten.

No sé cómo lo hacen, pero tienen un poder de convencimiento sobre mi, tan fuerte, que me es difícil ignorarlos. Y miren que lo intento, pero sus palabras son demasiado convincentes.

Esos demonios viven hablándome al oído, señalándome rasgos en la gente, que en principio no tomo en cuenta, pero mientras más me hablan, más acabo por prestarles atención, al punto de que convierto esas habladurías en realidad y termino por alejar a las personas de mi presencia.

Tal vez esa sea la razón por la cual me pude volver desconfiado, callado a veces, e incluso, algo histérico y psicótico. Hay días en los que estoy a merced de esos demonios imaginarios y ellos disfrutan el mentirme para que haga lo que ellos desean, solo con tal de divertirse a costa de mis meteduras de pata.

Hasta cuando duermo, me siguen hablando, enseñándome rostros solo para reflejar las desdichas que yo mismo me inflingí. Es fácil buscar culpables sin contarse uno mismo en cuanto a fracasos se refiere, estará mal, pero parece que es el último recurso cuando huimos de nosotros mismos. La satisfacción que queda es corta y amarga, pero a veces, se intensifica y alarga.

Esas mentiras imaginarias, me han hecho ver a todas esas personas, como un estorbo que yo mismo debo quitar del paso para avanzar. Hubo ocasiones en que esa situación me alivia y me alegra, pese al daño que provoco.

En esos momentos me sentía poderoso, con ganas de destruir al mundo y tenerlo arrodillado. El poder es magnífico cuando lo ostentas, lástima que sea un arma de doble filo.

Y ya que aún tengo algo de ese poder, lo aprovecharé para intentar corregir muchas cosas, pero se que los demonios impedirán que cumpla esa meta. Creo que otra pelea mental dará comienzo.

No estoy seguro de ganar, pero haré lo que pueda por seguir vivo y cuerdo.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

27 09 2008
carlos22452245

Demonios internos, todos los poseemos, y aunquq sus propósitos sean diferentes en cada uno, nos terminan afectando de igual forma…

27 09 2008
Ryo Dragoon

Tio, este post te salió muy EMO XP

Nota de Ouróboros: me faltan años luz de experiencia y un buen cabello para ser EMO. Además, tengo que escribir mal y con el teclado dañado.

7 12 2009
Raven

Yo les dije a mis demonios que si se pasaban conmigo iría a la primera iglesia con regetón (no me interesa escribirlo bien, pero ellos saben que pasaría si lo escribo bien) cristiano y los haría escuchar eso una y otra vez hasta que aprendan a comportarse, y aceptar que el que manda soy ¡yo!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: