Carta dirigida a “Meche”

13 06 2010

Meche es un vagabundo loco que deambula por las calles de mi ciudad. De hecho, la mayor parte del tiempo se la pasa en mi calle, porque es donde vive, en la única casa abandonada, de todas las que hay.

Son muchos los relatos y chismes que he escuchado en mi corta vida acerca de él, es por eso que aprovecho para escribir esto, bajo la esperanza de que algún día lo lea (y espero yo, se dé cuenta que Internet existe, para empezar):

Estimado Meche:

¿Qué tal? Seguramente no has de recordar quién soy yo, pero a ti te veo casí todos los días cuando tengo que salir a hacer mis ocupaciones y deberes.

¿Sabes? Me han dicho muchísimas vainas de tí, como que en tu juventud fuiste un cráneo para las matemáticas y física, y tu obsesión con ellas fue tal que dejaste de salir a divertirte un rato para seguir estudiando, y vivías a punta de café y droga, lo que al fina suspuso que perdieras tu cordura, pero aparentemente no pasó lo mismo con tus conocimientos.

Todo aquello me lo dijeron cuando tenía como 12 años, algunas cosas, las había oído antes pero no le paré mucho, era muy incrédulo en ese entonces.

Cuando llegué a los 14 años, empecé a tener ambiciones, pero no podía ejecutarlas solo, y me acordé de tí, pero nunca creí que fueras un saca culo, coño e’ tu madre.

No me vengas con mariqueras ¿Tan jodido es que me hagas una máquina del tiempo para que te niegues? Maldita sea, no seas pajúo, si una vez llegaste emocionado diciendo que agarraste un autobús hasta la Luna, volviste a las tres horas y te pusiste a explicar a viva voz cómo era el proceso sexual de los marcianos mientras nos reíamos de tí a distancia ¿No vas a poder hacer una máquina del tiempo?

Planos de la dichosa máquina del tiempo. Ok, yo sé que el boceto es originalmente de Homero Simpson pero, Meche ¿No te hubiera quedado de pinga si la hubieras fabricado?

Ahora que me acuerdo, también me debes un rifle de plasma con baterías de 9 vóltios.

Tiempo después, trataste de probar suerte con el esoterismo lanzándote de cabeza a ser brujo. Tú si eres bruto, los científicos no hacen esas cosas. La vez que me leíste la mano dijiste un motón de mariqueras que, desde el principió, yo sabía que no iban  a ocurrir. Ya deja esa estupidez, lo tuyo es la ciencia, y, prueba de ello, sabes que los marcianos existen, los viste copular y ellos, según tú, se llevaron a un familiar tuyo (NOTA: ese familiar era alcohólico, y murió debido a eso. Meche se las apañó para creer que fue abducido por marcianos).

No seas marico Meche ¿Cómo quieres que le pida a la NASA que haga mi máquina? Esos payasos me quieren cobrar una millonada por fabricarla, y de paso, se quieren adjudicar la autoría de ella y no dejarme usarla. Tú, en cambio, eres más socialista, a tí te resulta suficiente como pago, un cachito de jamón, 6 tabacos, 1 botella de ron y un litro de chicha. Tú eres el hombre para eso.

Voy a seguir insistiendo, pero no voy a morir sin antes tener mi máquina del tiempo o el rifle ese. Algún día Meche, te fajarás a construír mis inventos.

Atte: Ouróboros.

Anuncios

Acciones

Information

One response

17 06 2010
Metal Forever

Deja las drogas, mi pana.

Nota de Ouróboros:

Lo hago todo el tiempo, pero ellas me quieren y no me dejan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: