Estoy orgulloso de ser un anti discotecas

16 06 2010

Ellos me dirán de todo cuando lean esto, si es que leen.

Yo tengo un serio problema, o al menos eso piensa la gente del montón sobre mí: no me gustan las discotecas, no me gusta bailar, no me gusta rumbear. Detesto todo eso, me hace sentir tan incómodo, como estar en una morgue con las neveras de los cadáveres dañadas. Con esa declaración les basta a todos para mirarme de un modo como si les hubiera dicho que me encanta matar animales pequeños.

Tal vez esta sea la maldición de vivir en un país que siempre fue un wannabe caribeño que adoptó costumbres inusuales de esa región.

Toda mi aversión se viene desarrollando desde que yo era niño, con la bendita manía de los padres en que los niños deben aprender a bailar. Yo nací no solo con dos pies izquierdos, sino que con una desmotivación bíblica en esa actividad.

Y con respecto a aprender a bailar, siempre me he preguntado ¿Para qué? ¿Gano algo útil con eso? ¿Me dejarás de ladillar si aprendo? Me acuerdo que cuando tenía 9 años ya algunos de mis familiares pretendían que yo me metiera a una escuela de baile en vista de que yo no daba mi brazo a torcer. No sé con qué objeto debía aprender si eso no me va ayudar en nada. Mejor me hubieran pagado unas clases para aprender a hablar alemán o me dejan ingresar a una escuela de tiro, o cualquier otra cosa que sirva.

Recuerdo que cuando estudié la secundaria, conmigo estudiaban varias sifrinitas. Una de ellas, destacó por su motivación a la hora de estudiar para los exámenes: pasar para poder ir a un antro. Tal hecho se repetía en cada evaluación que nos asignaban, era prácticamente un ritual. A veces aprobaba, a veces no. Todavía no sé cómo la dejaban entrar, supongo que fue por ir con algún familiar adulto. Me pregunto cómo ha de estarle yendo en la vida.

Cuando entré a la universidad, por allá a finales del 2004, comprobé que el paso del bachillerato a un alma mater no hacer cambiar actitudes. Había las misma divisiones, el grupo de los geeks inadaptados (donde siempre con gusto entraba) y los chéveres.

Los chéveres son esos que siempre tienen una capacidad increíble para rastrear a sus congéneres. Desde el primer día son un grupo fijo para todo, desde estudios hasta las saliditas nocturnas, pasando por la competencia de “quién es más nice“.

Antes de que se popularizara Facebook, cada jueves (que vendría siendo como un viernes, puesto que hasta ese día me duraban las clases) ellos hablan de ir a tal sitio a tal hora. Cuando volvían el lunes a clases, se ponían a hablar -siempre reunidos- de la rumbita del fin de semana pasado, y todo eso abarca desde que empezaron hasta que decidieron terminar. Cada semana la historía se repetía.

Ahora que Facebook existe, junto a ese demoníaco aparato llamado Blackberry y cuando tienes a un “chévere” agregado, cuídate de revisar tus avisos porque lo descrito en el párrafo anterior llega de inmediato.

Jamás le vi sentido a esa actividad, tanto así, que una biblioteca abierta un sábado en la noche me parece más entretenida. De hecho, con la decadente era musical que nos tocó vivir en los 2000′ s, el asunto fue muy malo. Ibas a calarte el perretón a la fuerza, pero en mi caso la vaina involucra más, porque aunque estuviera en Suecia o en Dinamarca, así tenga plena garantía de que no iba a escuchar el maldito perreo, tampoco iría a una disco. Ése no es mi ambiente.

Terminé de confirmarlo un día que me invitaron a salir a un sitio nocturno. Me sentí como en un súpermercado sin la lista de lo que voy a comprar. Tragué humo por culpa de los chéveres que creen que contrayendo cáncer pulmonar se van a ver más cool, y otros huevones que con trago en mano se hacía pasar por interesantes. Qué aburrimiento pasé aquella noche, y pensando que podría estar haciendo cosas mejores.

Tíldame de lo que quieras, a final de cuentas, tú sigues a otros para encajar, yo los obligo a que tengan algo interesante para mí o los mando a freír espárragos.

Anuncios




Carta dirigida a “Meche”

13 06 2010

Meche es un vagabundo loco que deambula por las calles de mi ciudad. De hecho, la mayor parte del tiempo se la pasa en mi calle, porque es donde vive, en la única casa abandonada, de todas las que hay.

Son muchos los relatos y chismes que he escuchado en mi corta vida acerca de él, es por eso que aprovecho para escribir esto, bajo la esperanza de que algún día lo lea (y espero yo, se dé cuenta que Internet existe, para empezar):

Estimado Meche:

¿Qué tal? Seguramente no has de recordar quién soy yo, pero a ti te veo casí todos los días cuando tengo que salir a hacer mis ocupaciones y deberes.

¿Sabes? Me han dicho muchísimas vainas de tí, como que en tu juventud fuiste un cráneo para las matemáticas y física, y tu obsesión con ellas fue tal que dejaste de salir a divertirte un rato para seguir estudiando, y vivías a punta de café y droga, lo que al fina suspuso que perdieras tu cordura, pero aparentemente no pasó lo mismo con tus conocimientos.

Todo aquello me lo dijeron cuando tenía como 12 años, algunas cosas, las había oído antes pero no le paré mucho, era muy incrédulo en ese entonces.

Cuando llegué a los 14 años, empecé a tener ambiciones, pero no podía ejecutarlas solo, y me acordé de tí, pero nunca creí que fueras un saca culo, coño e’ tu madre.

No me vengas con mariqueras ¿Tan jodido es que me hagas una máquina del tiempo para que te niegues? Maldita sea, no seas pajúo, si una vez llegaste emocionado diciendo que agarraste un autobús hasta la Luna, volviste a las tres horas y te pusiste a explicar a viva voz cómo era el proceso sexual de los marcianos mientras nos reíamos de tí a distancia ¿No vas a poder hacer una máquina del tiempo?

Planos de la dichosa máquina del tiempo. Ok, yo sé que el boceto es originalmente de Homero Simpson pero, Meche ¿No te hubiera quedado de pinga si la hubieras fabricado?

Ahora que me acuerdo, también me debes un rifle de plasma con baterías de 9 vóltios.

Tiempo después, trataste de probar suerte con el esoterismo lanzándote de cabeza a ser brujo. Tú si eres bruto, los científicos no hacen esas cosas. La vez que me leíste la mano dijiste un motón de mariqueras que, desde el principió, yo sabía que no iban  a ocurrir. Ya deja esa estupidez, lo tuyo es la ciencia, y, prueba de ello, sabes que los marcianos existen, los viste copular y ellos, según tú, se llevaron a un familiar tuyo (NOTA: ese familiar era alcohólico, y murió debido a eso. Meche se las apañó para creer que fue abducido por marcianos).

No seas marico Meche ¿Cómo quieres que le pida a la NASA que haga mi máquina? Esos payasos me quieren cobrar una millonada por fabricarla, y de paso, se quieren adjudicar la autoría de ella y no dejarme usarla. Tú, en cambio, eres más socialista, a tí te resulta suficiente como pago, un cachito de jamón, 6 tabacos, 1 botella de ron y un litro de chicha. Tú eres el hombre para eso.

Voy a seguir insistiendo, pero no voy a morir sin antes tener mi máquina del tiempo o el rifle ese. Algún día Meche, te fajarás a construír mis inventos.

Atte: Ouróboros.





El verdugo

7 06 2010

No soy muy fan del beisbol, pero éste video dará de qué hablar por años, no nada más en Estados Unidos, sino en varias partes del mundo. Que un unpire te cague un juego perfecto.

Entiendo la arrechera de los espectadores, yo siendo más fan del fútbol, es como si de repente a un árbitro le da por anular un gol válido y he vivido eso en carne propia.





¿Por qué no me gusta el beísbol?

1 02 2010

Entre muchas cosas, por esto.

Nota: no es una broma, en realidad sucedió. Pincha aquí para ver la nota.





El video tuki de año: watanosequevaina

29 10 2009

Finalmente comienzo a entender de dónde viene ese gentío con pésimo gusto de vestimenta, música y demás costumbres que pululan en Venezuela: los tukis.

Yo creo que la culpa de que haya venezolanos así se debe primordialmente a nuestro contacto tan cercano con el Mar Caribe y a esa maldita manía de querer hablar como las personas de esa zona.

¿Buscan pruebas? Vean esta joya de video procedente (creo yo) de República Dominicana:

Nota de interés:

Ahora también descubrí la procedencia del gusto por esos cortes de cabello tan estrafalarios:

Y la idea tuvo éxito, porque de lo contrario, no hallo otra explicación para esta segunda parte de la promo de Belkis:

Saquen sus conclusiones. Voy a ver porno.





Iglesia Bolivariana Meeeeessssma

29 10 2009

Ya lo había dicho Er Conde:

Chávez es más arrecho que Jesucristo, resucitó a los 2 días.





Hugo Chávez fue destituido de la presidencia por una cristiana

17 10 2009

La responsable de tal evento se llama Miriam Lozano, y dice ser representante de Dios en Venezuela lo que equivale a ser una loca obsesionada con la Biblia.

Aquí tenemos la declaración de Miriam:

Lozano, al parecer, es hermana de esta mujer que tiene por objetivo “desterrar al diablo de tierras venezolanas”:

Y a continuación, más deportes.